Reino Unido: Registran el primer caso conocido de 'supergonorrea' del mundo resistente a los antibióticos

Publicado: 01 de Abril de 2018 | 03:34 a.m
Hace unos meses la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba sobre la aparición de un peligroso tipo de gonorrea resistente a los antibióticos.

Ahora, un grupo de médicos británicos anunció la detección del "peor caso" de esa enfermedad de transmisión sexual en todo el mundo, ya que no ha sido posible curarlo con antibióticos de primera elección (los que se utilizan habitualmente para controlar determinadas enfermedades).

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) explicó que se trata de un hombre que tenía una relación estable, pero se contagió de la "superbacteria" a inicios de año durante encuentro sexual con una mujer en el sudeste asiático.

Tras aplicarle los tratamientos tradicionales para la enfermedad, una combinación de azitromicina y ceftriaxona, los especialistas constataron que el paciente no respondía a los antibióticos.

"Esta es la primera vez que un caso muestra una resistencia de tan alto nivel a estos medicamentos y a la mayoría de los otros antibióticos comúnmente usados", explicó la doctora Gwenda Hughes, del NHS.

La gonorrea es causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae

De acuerdo con la OMS y los Centros Europeos para el Control de Enfermedades es la primera vez en el mundo que se reporta un caso de este tipo.

Hasta el momento no se han descubierto otros contagios, pero la investigación aún está en curso, según el servicio de salud británico.

Mientras tanto, funcionarios de salud rastrean potenciales parejas sexuales del hombre, que no ha sido identificado, en un intento de contener la propagación de la infección.

Análisis realizados al paciente sugieren que hay un último antibiótico que podría curarlo, pero hay que esperar varias semanas para saber si funciona.

Qué es la gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual que se contagia a través del sexo vaginal, oral o anal sin protección.

Es causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae y algunos de sus síntomas frecuentes incluyen una secreción genital espesa de color verde o amarillo, dolor al orinar y sangrado entre los periodos menstruales en el caso de las mujeres.

Entra las personas que lo padecen, un promedio de uno de cada 10 hombres heterosexuales y más de las tres cuartas partes de las mujeres y los hombres homosexuales no presentan síntomas fácilmente reconocibles.

La infección no tratada puede provocar infertilidad, enfermedad inflamatoria pélvica y puede transmitirse al feto durante el embarazo.

Se estima que alrededor de 78 millones de personas se contagian de esta enfermedad en el mundo cada año.

Supergonorrea

La gonorrea puede infectar los genitales, el recto y la garganta.

No es la primera vez que un tipo de gonorrea resistente a los medicamentos causa conmoción dentro de la comunidad médica.

También en Reino Unido, en 2015, se detectó una cepa resistente a la azitromicina, aunque estuvo centrada en la ciudad de Leeds, en el norte de Inglaterra.

Pero los expertos aseguran que el caso reportado este miércoles es el más "alarmante" de todos los registrados.

Olwen Williams, presidenta de la Asociación Británica para la Salud Sexual y el vih aseguró que la aparición de esta nueva cepa altamente resistente es "muy preocupante" y muestra un "desarrollo significativo" de la bacteria que causa la enfermedad.

En julio pasado, la OMS instó a los países a monitorear el contagio de la gonorrea resistente a los medicamentos y a invertir en nuevos tratamientos.

La organización explicó que actualmente solo hay tres fármacos candidatos para el tratamiento en desarrollo y no hay garantía alguna de que funcionen.

La OMS teme que la gonorrea se vuelva resistente a los antibióticos existentes.

"Desde la introducción de la penicilina, que se consideró una cura rápida y confiable, la gonorrea ha desarrollado resistencia a todos los antibióticos terapéuticos", explicó entonces a la BBC el doctor Richard Stabler, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

"Durante los últimos 15 años la terapia ha tenido que cambiar tres veces a causa de los crecientes niveles de resistencia en todo el mundo", añadió.

"Ahora estamos en un punto en el que estamos usando los fármacos de último recurso, pero las señales son preocupantes, porque ya se han documentado fracasos en el tratamiento de ciertas variedades", dijo.

Fuente/bbc.com

Instagram

SSN: Gripe H1N1