SSN/ Día y Hora.

Frutas, sexo y mucho mas

Publicado: 22 de Septiembre de 2017 | 10:58 p.m
Disfrutar del sexo con tu pareja es una experiencia extraordinaria, pero quedarse en lo que ya conocen no debe ser una opción. Por ello te damos algunos “secretos”, como las frutas te incrementan el placer sexual.

Los Placeres de la tierra

Seguramente ya conoces algunos alimentos que son afrodisiacos, pero para que no tengas que esforzarte demasiado y aun así obtengas algunos beneficios, te presentamos estas frutas que con tan sólo acompañar tu momento te ayudarán a sentir el placer al máximo.

1. Sandía. Además de ser deliciosa, tiene un compuesto llamado citrulina, el cual tiene la propiedad de ayudar a que la erección sea más poderosa, señalan estudios de la Texas A&M University.

2. Fresa. El rojo es sexy, y esta fruta lo tiene como principal prioridad, investigadores de la University of Rochester, después de realizar experimentos con estudiantes, apuntan que sí existe una conexión real entre dicho color y el sexo.

Además de ello, las fresas contienen vitamina B folato y vitamina C en grandes cantidades, la cual es un potencializador de la líbido.

3. Manzana. Un estudio de la Oxford University indica que las mujeres que consumen una manzana al día presentan un mejor índice de función sexual, porque tienen mejor lubricación y su placer mejora. Los investigadores atribuyen esto a la sustancia floridzina que esta fruta contiene.

4. Durazno. Gracias a su alto contenido de vitamina C puede mejorar la motilidad de los espermatozoides, demuestra un estudio de la University of Texas Medical Branch; que al circular por el pene lo mantienen erecto y firme.

Mientras más eyacules menos propenso serás a padecer cáncer de próstata

En la revista científica European Urology salió publicado que los hombres de entre 20 y 29 años de edad que eyaculaban al menos 21 veces al mes corrían un 19% menos peligro de sufrir cáncer de próstata y los de entre 40 a 49 años un 22%.

Los investigadores estadounidenses luego de casi 20 años de estudios de los hábitos sexuales de 32 hombres, concluyeron que el varón debe eyacular al menos 21 veces al mes, por masturbación y encuentro sexuales.

La salud en la próstata es un tema que le concierne a todos los hombres en el mundo. Después de todo, nadie está exento de contraer enfermedades como la prostatitis, la hiperplasia prostática benigna o en casos menos afortunados, el cáncer.

Absolutamente nadie quiere lidiar con padecimientos de esa índole y por eso es importante tomar en cuenta que existen ciertas medidas de prevención. Algunas personas recurren a una dieta saludable combinada con el ejercicio diario; también podemos hacernos uno que otra examen médico de vez en cuando. Por otro lado, existe un nuevo estudio que sugiere una actividad un poco más agradable y mucho menos laboriosa.

De acuerdo con lo que publicó la Universidad de Harvard en el diario European Urology, el practicar actividades sexuales también puede ser considerado con un excelente método para evitar un cáncer de próstata. Tras un constante monitoreo en los hábitos sexuales de 32 mil hombres, los expertos determinaron que aquellos con mayor frecuencia eyaculatoria corrían menos riesgos de desarrollar tumores.

Los resultados del estudio fueron expuestos en una discusión con Ultimate Health y concluyeron que para evadir los riesgos de adquirir un cáncer prostático, un hombre debe tener como mínimo 21 eyaculaciones en un mes. Los datos presentaron que 33% de los hombres capaces de lograr tal hazaña eran menos propensos a presentar tumores en dicha glándula.


Fotos | Muñecos eróticos para las mujeres ya están disponibles

Una especialista británica en conjunto con un reconocido fabricante de muñecos sexuales dejaron a un lado el machismo y decidieron crear a Gabriel, el primer “juguete” de silicona diseñado especialmente para las mujeres.

En efecto, Karley Sciortino, lo recomienda ampliamente, lo ha probado y sobre todo, le encantó.

“Lo impresionante es lo realista que es el miembro viril de este muñeco, duro en su interior, pero con una capa externa muy suave (…) Tú tienes el control por completo, puedes aprender a hacer que el sexo funcione para ti, probar velocidades y ángulos (…) Puede ayudarte a entender tu cuerpo y eso es algo que le da poder a una mujer”, enfatizó la especialista.

Cabe destacar que Sciortino ayudó en este experimento para demostrar que las mujeres también pueden tener intimidad con un muñeco erótico y derribar la creencia de que las chicas necesitan un lazo sentimental para tener relaciones sexuales.

Descubra el secreto africano para el orgasmo femenino

“Kunyaza” es una técnica sexual desarrollada y practicada principalmente en África Central (en algunas regiones de Ruanda, Congo, este de Uganda y este de Tanzania) para promover poderosos orgasmos femeninos en relaciones heterosexuales, sin perjuicio en relaciones homosexuales femeninas. La misma parte de la estimulación del glande a través de los dedos u otro objeto estimulante.

La palabra Kunyaza, original de pueblos de Rundi (Ruanda), deriva del verbo kunyaàra que significa tanto 1) orinar, cuanto 2) el acto de la eyaculación femenina resultado de la práctica.

En el Kunyaza, la mujer puede expulsar un litro o más de líquidos vaginales, por lo que el término también puede significar “sexo mojado o húmedo”.

Según el folclore popular dicha técnica se remonta a la Tercera Dinastía, cuando una reina escogió a un guardia real para tener relaciones sexuales, y éste, muy nervioso con tal responsabilidad, sufrió un gatillazo, pero desarrolló un método alternativo para satisfacerla: friccionando el glande de su pene contra los labios grandes y pequeños y también el clítoris de la reina.

Según el profesor Bizimana, el Kunyaza viene de una larga tradición. Personas de más de 70 años entrevistadas en 1986 ya afirmaban que sus abuelos lo practicaban, lo que significa que la práctica tiene al menos 150 años.

En el kunyaza la mujer es la reina. Ella participa cooperando con la pareja escogiendo los estímulos que desea recibir y la intensidad del ritmo que será empleado, así como comunicando al otro qué partes de su vagina responde mejor a los estímulos.

El kunyaza puede ser practicado en diferentes posiciones. Además, existen por lo menos dos tipos de estimulación: la externa y la interna.

En ambas, el hombre se centra en estimular simultáneamente diferentes zonas erógenas femeninas localizadas en la región genital. Recordando que todo nuestro cuerpo es erógeno, caricias complementarias en otras partes del cuerpo serán más que bienvenidas.

Durante la práctica más sencilla del kunyaza (la externa), el hombre fricciona en ritmo continuo el clítoris con la cabeza de su miembro erecto, el cual puede sujetar con la mano o entre los dedos indicador y corazón, moviendo en igual velocidad de arriba abajo o de un lado para otro, pasando (sin llegar a penetrar) por toda la extensión de la vulva.

Eventualmente, puede hacer también movimientos circulares, tanto en sentido horario como anti-horario. El clítoris y los grandes y pequeños labios vaginales también pueden ser estimulados mediante movimientos de zigzag.

Inicialmente la fricción puede causar cierta molesta si la zona no se halle debidamente lubricada. En dicho caso, es recomendable usar un lubricante o la saliva. Naturalmente, todo debe hacerse con cuidado y delicadeza.

La práctica no termina ahí, después de la lubricación vaginal realizada con los preliminares, el hombre penetra su pene de forma normal, pero sin llegar a introducirlo del todo. Así el pene también está lubricado para volver a la práctica anterior con el pene entre las manos realizando la estimulación externa.

En Ruanda, el término usado para la orina es inkari, mientras que para el líquido segregado durante el kunyaza es amavangigo o ibinyare. Mientras el primero es descrito como un líquido amarillo, el expulsado en el kunyaza se describe como una secreción transparente o ligeramente blanquecina.

La consistencia y el olor también difieren: mientras la orina siempre es aguada, y posee un fuerte olor a amonio, el amavangigo puede ser más espeso, levemente pegajoso, y por lo general inodoro.

Debido a la cantidad de líquido expulsado, este tipo de sexo es frecuentemente caracterizado por el sonido que evoca alguien golpeando el agua con la palma de las manos.

Por ese motivo, para insinuarlo específicamente, el pueblo de Ruanda cuenta con la expresión “perro que bebe agua”.

10 razones por las cuales el sexo en la manaña siempre será el mejor

El sexo matinal mejora la salud. No lo decimos nosotros. Son muchos los sexólogos y médicos que nos señalan los múltiples beneficios que puede aportar a nuestro bienestar emocional y físico ese encuentro matinal bajo las sábanas tan agradable.

Si en nuestro espacio te señalamos en muchas ocasiones lo recomendable que resulta empezar el día con un buen desayuno… ¿Qué te parece si, además, lo acompañamos con el sexo matinal? Para convencerte del todo te damos 10 buenas razones.

1. Es la mejor forma de empezar el día

Hay un dato que vale la pena recordar. Es común que los hombres experimenten “erecciones matutinas”. Se la conoce también como tumescencia peneal nocturna, o erección espontánea, y es un fenómeno fisiológico que suele experimentarse más por las mañanas.

Es algo de lo más normal y que se debe a una relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro. De esta forma, se mejora la circulacióny la oxigenación.

Mientras esto ocurre, el propio miembro aumenta de tamaño y se endurece favoreciendo así la salud del pene.

Así pues… ¿Por qué no aprovechar lo que la biología ofrece por las mañanas de forma natural? Es, sin duda, la mejor forma de empezar el día. Relajamos tensiones, estrés y, además, estrechamos el vínculo con nuestra pareja.

2. Lo vamos a recordar con una sonrisa

El sexo matinal tiene como ventaja iniciar el día de la forma más intensa imaginable.Es como empezar una fiesta con los fuegos artificiales, algo que nos va acompañar durante el resto de la jornada de una forma bien positiva y motivadora.

3. Es mejor que las vitaminas

No estamos exagerando. Ese encuentro cariñoso entre las sábanas y cuando el sol de la mañana aún no ha acabado de entrar por nuestra ventana, supone un auténtico “cóctel” vitamínico para nuestro organismo:

Eleva nuestras defensas naturales.

Mejora la circulación.

Eleva nuestras endorfinas, las hormonas de la felicidad y la tranquilidad.

Nos aporta notables refuerzos emocionales: nos sentimos amados, reconocidos, deseados… Todo ello combate de forma muy efectiva las depresiones.

4. Podemos saltarnos una hora de gimnasio

Este dato seguro que te sorprende: Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Québec (Canadá), una hora de relaciones sexuales equivale a media hora de ejercicio en el gimnasio.

Llegamos a quemar entre 180 y 240 calorías.

Si nos acostumbramos a regalarnos mutuamente cada día ese sexo matinal lograremos no solo mejorar nuestra salud física y emocional, sino que conseguiremos bajar de peso.

5. Si ya llevamos poca ropa… ¿Por qué desaprovechar la oportunidad?

¿Eres de las que duerme con un pijama bien calentito y tapado? No vale la pena,recuerda siempre que lo mejor es dormir piel con piel, sin ropa.

Es sano, y no solo nos beneficiamos de ese intenso calor corporal. También dejamos a un lado todo artificio, toda prenda sobrante cuando nos apetece esa unión más íntima con la persona que amamos. ¿Estás de acuerdo?

6. Es el momento más íntimo y mágico del día

Aún no estás despierta del todo, no has hecho más que abrir un poco tus párpados y lo primero que ves es a tu pareja, sientes su piel, su olor, el tacto de su piel y sus cabellos. No hacen falta palabras, en ese instante no existen las preocupaciones ni las presiones cotidianas. Tampoco las dudas.

El sexo matinal es el primer suspiro de la mañana, es un abrazo íntimo a medio camino entre los sueños y la realidad que vale la pena experimentar cada día.

7. Una afirmación de nuestra relación

Puede que la noche anterior os acostarais con dudas, con alguna pequeña discusión y un desacuerdo. Has dormido mal y, sin embargo, os habéis despertado a la vez y os encontráis frente a frente.

No importa nada más que ese instante, todo lo demás carece de importancia.

Es una forma perfecta para decir lo que sentimos sin palabras, para demostrarnos nuestro amor  de la mejor forma posible.

8. Mejor que el café, es la adicción más sana y con efectos secundarios recomendables

¿Lo dudabas? El sexo matinal te va despejar mucho más que dos tazas de café y una ducha fría. Además, sus beneficios y efectos secundarios son tan positivos que puedes repetirlo tantas veces como desees.

9. El mejor remedio para tu belleza

¿Crees que es un mito eso de que el sexo rejuvenece y nos hace más atractivas? Ten en cuenta estos datos:

El orgasmo eleva el nivel de estrógenos en nuestro organismo.

Este aumento hormonal fortalece nuestro cabello, da tersura a la piel y mejora la circulación.

El sexo nos hace sentirnos amadas, deseadas y mejora la confianza en nosotras mismas. Y la felicidad es el mejor tratamiento para nuestra belleza exterior.

10. Adiós a los complejos

El sexo matinal tiene como ventaja que nos vemos cara a cara, que la luz del amanecer nos encuentra en toda nuestra naturalidad, sin miedos ni complejos.

La noche tiene su misterio, no cabe duda, pero la luz del día nos permite vernos sin vergüenza alguna, es más puro, más bello.

Fingir orgasmos también es cosa de hombres

Firngir orgasmos también es cosa de hombres. Así lo asegura una encuesta realizada en diez ciudades estadounidenses: en la encuesta Trojan Charged Sex Life, el 60% de las mujeres admiten haber fingido orgasmos, mientras que la proporción es solo del 19% en  el sexo masculino.

Los sitios AskMen.com y TresSugar.com también quisieron averiguar cuál es el porcentaje de hombres que fingen el orgasmo. Tal como publica The Huffington Post, en la encuesta –en la que participaron 50 mil personas (49 mil varones, mil mujeres) de EEUU, Reino Unido y Australia- aseguró haber fingido el 54% de las chicas y el 34% de los hombres.

En un estudio publicado en LiveScience , por otra parte, el 25% de los estudiantes universitarios encuestados aseguró haber fingido el orgasmo, mientras que la mitad de las mujeres dijo haber actuado. Esta investigación, realizada por psicólogos de la Universidad de Kansas, consultó a 180 hombres y 101 mujeres acerca de su vida sexual. Se le preguntó a cada participante si alguna vez había fingido tener un orgasmo o si habían hecho “algo similar”, para intentar captar una respuesta verdadera de los más vergonzosos.

Si bien para ellos es más “difícil” fingir el orgasmo, sucede. La psicóloga y sexóloga Pilar Cristóbal lo explica en un artículo de El Pais : “En el hombre el orgasmo está regido por el sistema nervioso parasimpático -el que relaja-, mientras que la eyaculación pertenece al simpático –el que estimula-, y para que ambos coincidan deben ponerse de acuerdo, que es lo que normalmente sucede. Pero si hay estrés, presión o excesivo afán de control este equilibrio se rompe y puede ocurrir que el hombre eyacule sin experimentar un orgasmo, lo que resulta bastante doloroso, o viceversa”.

“El orgasmo es una respuesta fisiológica, emocional y social: une el cuerpo a la capacidad de gozar y de compartir la experiencia sexual. Sin embargo, los condicionantes socioculturales han sido causa de muchas limitaciones a la hora de hacer el amor”, comenta el doctor Walter Ghedin, sexologo

Según el estudio de la Universidad de Kansas, la mayoría de las mujeres y la mitad de los hombres lo hicieron para evitar herir los sentimientos de su pareja. Además, notaron que aquellos que fingieron compartían la creencia de cierto “guión” común, en el que se sienten presionados por alcanzar el orgasmo durante el coito, y donde la mujer debería experimentarlo primero.

Así les afecta a los hombres la falta de sexo durante mucho tiempo

Aunque nos hagamos los “fuertes” tanto a hombres como mujeres nos pega durísimo el no tener relaciones sexuales y si el tiempo sigue avanzando…¡peor!

En el caso de los hombres, la falta de sexo por más de un año les impacta negativamente en la parte física y emocional.

Perdida de memoria.No es que súbitamente los hombres pierden la memoria,pero la falta de sexo provoca menos oxigenación de la sangre que circula en el cuerpo y llega al celebro,lo que afecta su capacidad de retener información.

Aumenta el riesgo de padecer cáncer de próstata.Los hombres que tienen sexo frecuentemente,tienen 20% menos probabilidad de padecer este padecimiento.

Mas estrés.La falta de sexo en un hombre ocasiona que se sienta mas presionado y angustiado.

Bajan su defensas.No te extrañe constantemente se estén enfermando de gripe,tos o dolor de garganta debido a que su sistema inmunológico este bajo.

Las personas inteligentes se masturban más

No decimos toda la verdad, sobre todo, en aquellos temas que nos incomodan o sobre los que pesa un tabú cultural. Uno de los más evidentes es el sexo, donde la “normalidad” es un concepto desdibujado. Pero de vez en cuando aparece algún estudio científico que arroja algo de luz a la cuestión de cómo nos relacionamos con el otro sexo y con nosotros mismos.

Las personas inteligentes se masturban de forma más habitual, revela un estudio

Una reciente investigación llevada a cabo en Estados Unidos ha revelado una curiosa correlación entre dos variables: el nivel de estudios de una persona y la frecuencia en la masturbación, hallando que son las personas con mayores conocimientos formativos las que suelen masturbarse con mayor frecuencia.

Este interesante y polémico estudio ha corrido a cargo de la Escuela Nacional de Salud y Comportamiento Sexual que dirige la psicóloga especializada en conducta sexual Debby Herbenick, investigadora destacada del Instituto Kinsey en los Estados Unidos de América. Ella ha liderado esta investigación, encontrando que las personas con mayor nivel académico tienden a masturbarse más habitualmente.

Según relata el divulgador científico catalán Pere Estupinyà en su libro S=EX2, la investigación fue sufragada íntegramente por una conocida corporación de preservativos, y consistió en realizar encuestas a a un total de 6.000 ciudadanos estadounidenses de entre 14 y 90 años de edad, seleccionados de forma rigurosa, con un seguimiento amplio de los participantes, siendo éste uno de los estudios más completos acerca de cómo vivimos el sexo los seres humanos en las sociedades actuales. Los datos y resultados de estas encuestas han sido objeto de mucha atención.

Resultados de la investigación

Según ha revelado el escrutinio de las encuestas, un 71’5% de las mujeres de entre 25 y 29 años reconoce haberse masturbado durante el último año. Una cifra más modesta, 46’5%, son las mujeres de entre 60 y 69 años que afirman haberlo hecho en los pasados 365 días.

Si nos adentramos a edades un poco más avanzadas, como es el caso de personas mayores de 70 años, el estudio reportó que el 33% dicen haberse masturbado a lo largo del último año; una cifra bastante alta si tenemos en cuenta la creencia popular de que el sexo no está presente en las vidas de las personas de edad avanzada.

Parece ser que las personas con mejor formación practican más el onanismo

Otras conclusiones del estudio fueron, por ejemplo, la correlación entre el nivel académico del sujeto y la correlación de esta variable con la de frecuencia en la masturbación. Tal como reza el titular de la noticia, parece que existe una tendencia a que, a mayor nivel de estudios, más habitualmente se masturba el individuo.

Por otra parte, la encuesta también arrojó que un 25% de los hombres y solo un 5% de mujeres confiesan haber consultado contenido pornográfico en Internet durante el último mes. Otro dato interesante, y que tiene que ver con la protección en las relaciones sexuales, es que un 28% de los hombres afirman haber perdido la erección cuando se disponían a colocarse el preservativo en al menos uno de sus tres últimos encuentros sexuales.

Posiciones sexuales que más daño le hacen al cuerpo

Dolor de espalda, calambres, tirones, dolor genital, malestar lumbar y hasta fracturas, son algunas de las horribles consecuencias que se pueden experimentar probando nuevas posiciones sexuales.

Ya sea para obtener mayor placer o avivar la llama en la cama, muchas parejas optan por probar nuevas posturas. Pero lo que pocos saben es que la mayoría de ellas requieren una mejor preparación física.

Una investigación llevada a cabo por  la especialista en sexo y biomecánica Natalie Sidorkewicz, reveló que el 78% de los hombres y el 58% de las mujeres llegan a sentir dolor de espalda o cadera cuando están debajo de su pareja.

Y es que este tipo de dolor es el más común. Los principales problemas en la cama llegan por dolores musculares que se enfocan generalmente en la zona baja de la espada, los lumbares y la pelvis. Es por ello que es esencial reconocer las posturas que pueden resultar peligrosas para el cuerpo.

El puente

Es una de las posiciones más complicadas para ambos. Para realizarla la mujer debe formar el fuente mientras que su pareja deberá penetrarla. “Si la mujer no tiene flexibilidad ni consciencia corporal es muy fácil que aumente la presión en los discos vertebrales y llegue incluso a hacerse una hernia lumbar”, explicó la fisiosexóloga Marta Torrón.

La experta aseguró que son muchos los hombres que sufren este tipo de hernias por culpa de las relaciones sexuales. “Son chicos sexualmente muy activos y que no saben mover bien la pelvis. El movimiento lo hacen desde la espalda y por eso se hacen daño”.

Rocking horse

Es parecida al perrito pero en esta la mujer deberá subir sus piernas a los hombros de su pareja, dejando su espalda arqueada. Esta postura genera gran presión en las muñecas y en los brazos, por lo que es normal causar torceduras o fisuras.

Suspended scissors

Esta posición requiere de mucha resistencia y equilibrio. En ella el hombre deberá mantenerse de pie mientras que la mujer se debe colocar en posición horizontal (boca abajo), mientras su pareja la sostiene en el aire con sus brazos. Según la experta, si no se llega a realizar los movimientos correctamente pueden ocasionar dolor en las cervicales.

Sentadillas

De acuerdo a Torrón, hasta las posturas más sencillas y que requieran poco esfuerzo físicos pueden generar daños. Son frecuentes las lesiones en los cuádriceps o las rodillas. Para evitarlas es recomendable realizar ejercicios regularmente para lastimarse.

Cowgirl

Varias investigaciones han determinado que esta es una de las posiciones sexuales más peligrosas para los hombres. Esto se debe a que todo el peso de la mujer recae sobre el miembro masculino. Lo que puede generar fracturas debido a un mal movimiento. “A veces no hay suficiente lubricación cuando la mujer se sienta sobre el pene, y si se hace demasiada fuerza o fricción este puede quedar atrapado en el hueso del pubis, situación en la que puede doblarse el ligamento”, explicó el sexólogo Kat Van Kirk.

Conoce lo dulce y lo amargo de tragar semen

Existen diferentes ideas en torno a la costumbre de tragarse el semen de la pareja sexual tras la eyaculación de ésta, y también distintas maneras de vivir esa experiencia. A algunos hombres les gusta que su pareja lo haga, a otros no, a algunas personas les excita tragarlo, y otras aún no se han atrevido a intentarlo por miedo a que les cause algún daño en el estómago. Todas las respuestas hacia este tipo de acto sexual son posibles y perfectamente normales.

Lo más importante a la hora de realizar cualquier práctica que constituya un acto sexual es que sea algo consensuado, con lo que ambas partes de la relación se sientan cómodas. Nunca hay que forzar a la pareja a que ingiera el semen que se expulse, siempre se puede escupir, o utilizar un preservativo, que también servirá como protección contra las Enfermedades de Transmisión Sexual. Os queremos desvelar todos los secretos, mitos y realidades, sobre tragar el semen, para que seáis las parejas las que decidáis qué preferís.

¿Qué es el semen? ¿De qué está compuesto?

El semen o esperma es el fluido que se fabrica en el aparato reproductor masculino y que es expulsado a través de la uretra en el momento de la eyaculación. Está formado por espermatozoides, desarrollados en los testículos, y el plasma seminal, líquido que es producido por diferentes órganos y glándulas del cuerpo masculino, entre los que se encuentran la próstata, las vesículas seminales, las glándulas de Littre, el epidídimo, las glándulas de Cowper y los vasos deferentes.

Verdades y mentiras sobre tragar semen

Dependiendo de la dieta el sabor del semen varía. El semen, cuando no hay alguna infección o anomalía, tiene una textura viscosa, un color blanquecino, olor a cloro y un sabor agridulce, que puede variar ligeramente en función de la dieta que lleve el hombre. Así, por ejemplo, si come más frutas será más dulce, y una alta ingesta de carne hará que sea más ácido.

Sólo un 10% del semen está conformado por las células espermatozoides, la gran mayoría restante lo compone el plasma seminal. Éste contiene una gran variedad de elementos químicos, cada uno con unas funciones, entre los que destacamos: el ácido ascórbico (vitamina C), vitamina B12, fructosa (la cual le da el sabor dulzón) y gluscosa, minerales como el zinc, el calcio, el magnesio, el fósforo, el sodio, el potasio; también tiene ácidos úrico, láctico y cítrico, cloro, nitrógeno, colesterol, aminoácidos, proteínas y enzimas, selenio y glicoproteínas (que son agentes de lucha contra el cáncer), además de una sustancia conocida como “moco”, que le dota de su cuerpo viscoso.

¿Es peligroso tragar el semen?

No es una práctica en absoluto peligrosa, siempre y cuando estemos seguros de que el hombre al que se le practica la felación no tiene Enfermedades de Transmisión Sexual, como el Virus del Papiloma Humano o el VIH. Este tipo de enfermedades no se transmiten sólo practicando sexo vaginal o anal, pues al entrar en contacto el fluido con nuestra saliva también se transmite.

Otra situación en la que pudiera ser peligroso ingerir semen es aquella en la que la pareja sea alérgica al mismo, no es algo muy común pero sí posible. Hemos de consultar a nuestro médico si al llevar a cabo cualquier tipo de acto sexual que conlleve el contacto con semen tenemos irritación, enrojecimiento, ardor y/o picor en la zona (aunque es normal que produzca picor al entrar en contacto con el ojo).

Verdades y mentiras sobre tragar semen

Algunas especies animales también lo hacen. Por ejemplo, el calamar ingiere parte del esperma expulsado por el macho en la eyaculación para obtener más energía en la fecundación. También hay cocineros que incluyen el semen en sus recetas, y existen libros de recetas exclusivos para realizar platos con este curioso ingrediente, así que no hay mayor muestra de lo inofensivo que resulta ingerirlo.

¿Es una práctica recomendable?

Hay expertos que defienden que es sano y muy beneficioso tragar el semen, por lo que ha de hacerse con una frecuencia de al menos dos veces por semana, y otros que dicen que no es necesario hacerlo con tanta asiduidad. No obstante, el motivo para que una persona decida tragar el semen o no, ha de ser simplemente su disposición. Cada persona vive esa experiencia de una manera, a unas les excita, a otras les parece desagradable, y a otras, simplemente, les es indiferente. Es por ello que no hay que verse forzado o forzada a culminar el acto sexual de esta manera, ni a realizar ninguna otra práctica no deseada en el sexo, porque no traerá más que consecuencias negativas a la forma de vivir el sexo.

La principal recomendación en cuanto a esta práctica de tragar el semen, al igual que con cualquier otra variedad del acto sexual, es que se ponga protección a menos que sea una pareja de la que estemos seguros que no tiene ninguna Enfermedad de Transmisión Sexual. En caso contrario, si el hombre quiere que la eyaculación tenga lugar en la boca de su pareja sexual, deberá utilizar un preservativo adecuado para el sexo oral.

Peligros y beneficios de esta práctica

Los peligros de tragar el semen son los mismos que existen al realizar el acto sexual sin protección (ya sea sexo anal, vaginal u oral hacia mujeres). Incluso el no tragar el semen, si no escupirlo tras la eyaculación, conlleva su riesgo si a la pareja a la que se le realiza la felación tiene alguna Enfermedad de Transmisión Sexual. Uno de estos riesgos es el cáncer de boca o garganta; en EEUU, por ejemplo, el sexo oral con personas que tenían el Virus del Papiloma Humano es la primera causa del padecimiento de estos tipos de cáncer.

Sin embargo, ha de reiterarse que si el hombre al que se le practica el sexo oral está perfectamente sano, no hay ningún tipo de peligro en ingerir su semen.

Se han encontrado numerosos beneficios a la ingesta del semen de la pareja. Podría decirse que el esperma es un alimento muy completo, por los minerales, proteínas y vitaminas que contiene. Sin embargo, como estos pueden encontrarse en muchos de los alimentos de nuestra dieta cotidiana, tampoco se hace imprescindible adquirirlos por medio del semen.

Verdades y mentiras sobre tragar semen

El semen contiene muchos minerales, proteínas y vitaminasAun así, hay ciertos componentes que aportan a la salud beneficios más allá de los alimentarios. Hay estudios que revelan que las proteínas y enzimas que contiene el semen, como las glicoproteínas, dotan a la mujer de una mayor protección contra el cáncer de mama, como así se ha visto en muestras de mujeres que practicaban sexo oral (e ingerían el semen tras la eyaculación) una o dos veces por semana. El selenio es otro elementos que contiene y que se utiliza en la lucha contra el cáncer.

Por otro lado, el semen contiene ciertas hormonas, como la oxitocina, el cortisol, la estrona, la prolacitina, la hormona liberadora de la tirotropina y la serotonina. La mayoría de ellas intervienen a la hora de desarrollar estados anímicos positivos (podría decirse que son antidepresivas), o por ejemplo, la oxitocina disminuye el estrés al controlar la producción de cortisol, hormona que el semen también contiene, y posee funciones beneficiosas pero también es liberada en nuestro cerebro en estados de estrés.

A la oxitocina también se la conoce como la “hormona del amor” porque es la que provoca, entre otras conductas, la excitación sexual. Es por ello que no hemos de preocuparnos por no querer tragar el semen, el sexo en sí tiene numerosos beneficios en nuestro cerebro y estado de ánimo. Cuando se realiza el acto sexual, en cualquiera de sus vertientes, se liberan en el cerebro numerosas hormonas muy beneficiosas para nuestra salud física y mental.

Falsos mitos sobre el semen

– Es tóxico e irritante. Debido a que el contacto del semen con el ojo produce irritación y picor de éste (el cual desaparece al rato), se ha pensado que se trata de una sustancia perjudicial. Pero no es cierto en absoluto, reiteramos que los elementos que contiene son perfectamente tolerados por nuestro cuerpo. Si nos salpicamos con limón en el ojo también nos irrita, pero sí podemos consumirlo perfectamente.

– El semen engorda porque tiene grasas y azúcares. Ciertamente, sí que contiene lípidos y fructosa en su composición, pero la cantidad que se consume de éstas tragando el semen es tan pequeña que no es suficiente para conseguir engordar.

– Es más beneficioso tragar el semen que no hacerlo. Cierto es que tiene propiedades de prevención contra el cáncer, pero esto no puede utilizarse como excusa por el hombre para que su pareja trague su esperma tras la eyaculación. Ha de ser una opción consensuada por ambas partes, y si la pareja no se encuentra cómoda haciéndolo no va a traer consecuencias para su salud. Además, los elementos nutritivos que contiene se dan en poca cantidad, no son suficientes para la alimentación diaria, por lo que la diferencia entre tragarlo y no es muy pequeña.

– No tragarse el semen de la pareja es símbolo de rechazo. Como todo lo que se puede hacer en el sexo, ha de ser cuestión de sentirse cómodo. Cada persona es distinta, y tendrá preferencia por unas prácticas que por otras, y siempre hay que respetarlas. La textura viscosa y el sabor del semen hacen que sea perfectamente normal no encontrarlo placentero. Hay otras muchas vías para disfrutar del sexo.

Fuentes/salud180.com /ultimasnoticias.com.ve / elsiglo.com.ve

Instagram

SSN: Gripe H1N1