Comunicado | Gobierno de Venezuela rechaza asesinato de periodistas ecuatorianos

Publicado: 14 de Abril de 2018 | 12:28 a.m
La República Bolivariana de Venezuela se solidarizó con el pueblo y gobierno de Ecuador tras la muerte de tres periodistas del diario El Comercio que habían sido secuestrados el 26 de marzo por guerrilleros disidentes de las FARC.

A través de un comunicado emitido por la cancillería de la República, el Gobierno Bolivariano "rechaza el uso de medios violentos con objetivos políticos, donde quiera que ocurran, por lo que reitera su disposición de continuar colaborando en todo aquello que sea necesario para prevenir estas acciones que tanto dolor causan; reiterando nuestro apego a los valores de paz y justicia".

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó este viernes el asesinato de los periodistas Javier Ortega, de 32 años, Paúl Rivas, de 45, y Efraín Segarra, de 60, quienes fueron capturados en Mataje, provincia de Esmeraldas, el 26 de marzo pasado. Esta región se ubica en la frontera con Colombia.

A continuación el texto íntegro:
Conozca a los periodistas ecuatorianos asesinados en cautiverio


Javier, Paúl y Efraín, los dos periodistas y el conductor del diario ecuatoriano El Comercio asesinados en cautiverio, se encontraban investigando sobre una historia sobre violencia en la frontera cuando fueron secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las FARC.

¿Quiénes eran?

Javier Ortega, de 32 años, vivió su adolescencia en Valencia, España, donde trabajó en una heladería. De allí regresó a Ecuador para estudiar periodismo.

Ortega era el último de tres hermanos, soltero y sin hijos. Su familia lo describe como un hombre tranquilo que se desempeñaba laboralmente desde hace seis años en El Comercio cubriendo temas judiciales y de seguridad.

Entre sus coberturas destacadas figuran el terremoto que asoló la costa ecuatoriana en 2016, y el accidente aéreo que dejó 22 militares muertos en la Amazonía ese mismo año.

Paúl Rivas, fotógrafo, que el 25 de abril iba a cumplir 46 años, tenía novia y una hija de 15 años. Era coleccionista de cámaras antiguas, dejó de lado una carrera en la publicidad por el oficio de "dibujar con la luz".

Un fotorreportaje sobre los familiares de personas desaparecidas le dio el premio Eugenio Espejo, que entrega la Unión Nacional de Periodistas (UNP) de Quito.
Además, ganó en dos ocasiones el premio Jorge Mantilla Ortega, que concede el diario en el que trabajaba desde hace 20 años.

Efraín Segarra, a quien los periodistas de El Comercio conocían como 'Segarrita', tenía 60 años y era padre de dos hijos, uno de ellos reportero del matutino de Quito.

En 16 años de servicio en el periódico se aficionó a la fotografía. En su celular coleccionaba las 'selfies' en cada ciudad que visitó, según su familia.

Compartía con sus otros dos compañeros asesinados un corazón que se enciende en los estadios. Era aficionado al popular Deportivo Quito, ahora en la segunda división, del que ostentaba una colección de camisetas.

¿Quién es "Guacho"? Perfil del jefe de los asesinos de los periodistas ecuatorianos


A sus 27 años, Walter Patricio Arizala Vernaza es el delincuente más buscado en la frontera entre Colombia y Ecuador. La cacería contra Arizala, conocido como Guacho, se intensificó desde la noche de este jueves tras las versiones sobre la suerte de los tres ciudadanos ecuatorianos que secuestró el pasado 26 de marzo en la parroquia de Mataje, en la provincia de Esmeraldas, territorio del vecino país. 

‘Guacho’, de nacionalidad ecuatoriana, ingresó a las Farc a los 15 años e integró la columna móvil ‘Daniel Aldana’, -la cual se encarga de los cultivos ilícitos y la producción y exportación de clorhidrato de cocaína, el algunos países de Sur América- y el frente 29 de esa guerrilla. Fue mando medio, especialista en el manejo de explosivos. Durante las negociaciones estuvo en una zona veredal, pero decidió alejarse del proceso de paz para quedarse en el narcotráfico.

Alias Guacho fue sindicado de la muerte de ocho campesinos durante una jornada de protesta en Alto Mira y Frontera, zona rural de Tumaco, en Nariño, en hechos registrados el 5 de octubre del año pasado. Desde ese día se convirtió en objetivo de alto valor para la Fuerza Pública, y se ofrece una recompensa de 300 millones de pesos por información que lleve a su ubicación y captura.

En territorio colombiano, ‘Guacho’ busca a sangre y fuego el control de los cultivos de coca, los laboratorios y rutas de envío. Para eso aprovecha su nacionalidad ecuatoriana y sus contactos en Esmeraldas. Desde el 27 de enero ha perpetrado cinco ataques con explosivos en Ecuador, incluido un carro bomba.

El 20 de marzo, su banda activó una carga explosiva al paso de una patrulla de la Infantería de Marina ecuatoriana, lo que causó la muerte de cuatro uniformados.

Comité Internacional de la Cruz Roja preparados para recuperar cuerpos del equipo de prensa de El Comercio

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmó este viernes que recibió una petición para intermediar en la recuperación de los cuerpos de los tres miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio asesinados por una disidencia de las FARC y que está dispuesto a hacer esa labor.

El CICR "confirma que ha recibido la solicitud tanto de las autoridades ecuatorianas y colombianas como de las familias y del grupo liderado por Guacho para facilitar una posible operación de recuperación de los restos mortales de los dos periodistas y el conductor ecuatorianos retenidos desde el pasado día 26 de marzo", informó el comité en un comunicado.

Ante ello, el CICR indicó que está dispuesto "para iniciar las acciones encaminadas a facilitar la recuperación humanitaria" de los cuerpos del periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60, miembros del equipo periodístico de este Diario.

El jefe de la delegación regional del CICR que abarca Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, Philippe Guinand, lamentó "profundamente que estas personas hayan perdido la vida" y expresó sus "más profundas condolencias" a las familias, al pueblo ecuatoriano y al gremio 

Por su parte, el jefe de Delegación del CICR en Colombia, Christoph Harnisch, insistió en llamar "a todos los grupos armados para que respeten las normas humanitarias".

"La toma de rehenes y la muerte de civiles es un acto condenable desde cualquier punto de vista", subrayó.

Además, dijo entender "el interés de los medios de comunicación", pero pidió "comprensión sobre la necesidad de respetar el dolor y el derecho a la privacidad de las familias, así como la naturaleza confidencial de gran parte de la información que manejamos en este tipo de operaciones".

Los tres integrantes del equipo periodístico de EL COMERCIO fueron secuestrados el pasado 26 de marzo en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, cuando realizaban un reportaje sobre la creciente inseguridad en la zona desde enero.

Fuente/globovision.com

Instagram

SSN: Gripe H1N1